viernes, 9 de octubre de 2009

y de fondo, un castillo



Al fondo, tu castillo, y en la ultima torre, en el cuarto mas alto, en la habitacion mas oscura, y dentro de un armario, las cenizaas de lo que quedaba.



No lo entiendo,
No entiendo que lo vea todo tan lejos
que hasta mi corazón
este que tengo aquí en el pecho
lo sienta tan lejano ahora
porque sí, aunque lo dudes, lo tengo
tampoco entiendo el daño,
ese daño innecesario que al parecer,
tanto tanto te gusta causarme
A más de 1000 kilómetros,
y ni estando a un cm de mí
podría sentirte cerca
Para odiarte, tendría que quererte
y eso se acabó.

Ahí te quedas principito.

1 comentario:

El Cofre de Sombras de Gustavo San Miguel dijo...

Hoy duele, mañana será sólo un recuerdo.