martes, 20 de abril de 2010

Así va el mundo...






















Pues yo también tengo 20 años, y si he tenido novio, vale que algunos unos idiotas, pero otros han sido maravillosos, al menos el tiempo que estuvimos juntos, bueno, novia no he tenido, pero por lo evidente del caso, tengo amigos, los justos y necesarios para ser feliz, no estoy embarazada, ni lo he estado, no se me cae el pelo mas alla del que se queda en el peine cuando me lo lavo (porque ni siquiera tengo que peinarme!!) nunca he tenido un novio cinco años menor... aunque si hablamos intelectualmente, quiza tenga que rectificar en esto, de cualquier modo, no me arrepiento, y no, nunca, bajo ningun concepto, trabajaria en telecinco... me explicais que clase de vida/infacia/adolescencia de mierda llevan los jóvenes españoles para que nuestros mayores traumas a esta edad sean esos?? Se supone que somos el futuro de un pais que está al borde del desastre, y que somos nosotros los que tenemos que solucionarlo... No me extraña que estemos en crisis. Quiza nuestros políticos no tenían barba con 20 años....

3 comentarios:

spike dijo...

bea for president!!! :D

Beatriz Cabrera González dijo...

jajajajaja como molas ramon!!

Teresa Quintana Area dijo...

Mi nombre es Teresa:

Pues yo tengo 22 años, y no he tenido novio, ni novia, pero por lo evidente del caso.

Tengo amigos, los justos y necesarios para ser feliz, no estoy embarazada, ni lo he estado, se me ha caido el pelo mas allá del que se queda en el peine porque tenía que peinarme!!) he tenido un rollo cinco años mayor que yo, matemático, aunque si hablamos intelectualmente se reduce bastante la distancia, de cualquier modo, no me arrepiento, y no, nunca, bajo ningun concepto, trabajaria en telecinco, ni con Berlusconi.

Hasta semana santa, he tenido una mierda vida/infacia y adolescencia estos y otros muchos más eran mis mayores traumas.

No me extraña que estemos en crisis, es jueves y aún no se a qué coño de partido votar porque sinceramente, dudo mucho que se pudean cambiar las cosas desde un lujoso despacho.