sábado, 8 de diciembre de 2012

Busca y encontrarás, o no.

Busco sonreir, sin dramas, que las marcas de mi almohada sean de uñas y no de lágrimas.
Que me arranquen la ropa mirándome a los ojos y que no haga falta hablar.
Cantar juntos en la ducha y en el coche, aunque solo sea para que se ría de mí.
Prepararle el desayuno y que prefiera desayunarse mis ganas, y tener sed, sed de esa que por más que bebes nunca se apaga.
Que si lloro sonría y me diga que todo estará bien o que sea capaz de llorar conmigo y acabar riendo con los ojos empapados.
Y ver llover, oh si, ver llover con la ventana abierta debajo del edredón.
Y discutir, gritarle que es un idiota con todas mis ganas y acabar desnudos en la mesa del salón.
Pero sobre todo, quiero que sonría al pensarme, de esas sonrisas que no puedes evitar, tan internas que hasta duelen y que a la gente tanto le cuesta entender, al fin y al cabo es lo que busco, que nadie lo entienda.

4 comentarios:

Ainara Blancas dijo...

Soy fan, muy fan!!

Beatriz Cabrera González dijo...

Gracias Guapa :)

Diego dijo...

Acabo de descubrir tu blog, y llevo media hora leyendo. Si la perfección se convirtiera en mujer, llevaría tu nombre, rubia.

sergio calleja dijo...

Pero sobre todo, quiero que sonría al pensarme, de esas sonrisas que no puedes evitar, tan internas que hasta duelen y que a la gente tanto le cuesta entender, al fin y al cabo es lo que busco, que nadie lo entienda.

A sus pies señorita :)