viernes, 22 de enero de 2016

Espero no esperarte.

Te espero,
Te espero para que me cuentes lo que hiciste esta mañana,
Te espero para nuestro mañana juntos.

Te espero,
Te espero para cenar cada día,
Te espero para comernos el mundo a besos.

Te espero,
Te espero para que se enciendan las luces,
Te espero para que se apaguen las calles al vernos pasar y pueda besarte bajo las estrellas que me pintes y los murciélagos que me invente.

Te espero,
Te espero porque contigo ya no tengo que esperar nada,

Te espero porque los relojes se paran desde que nos miramos.

1 comentario:

Romar Velasco dijo...

saludos, me gustan mucho tus textos que encontré por casualidad.