martes, 24 de agosto de 2010

Hoy regalan tristeza en los bares


Hoy regalan tristeza en los bares, y en las calles que no pisas, y en ese nudo que se me hace en el estómago cuando no se qué pensar, ni mucho menos qué sentir, cuando no sé ni quién soy, ni recuerdo el sabor de tus besos, o de los míos en tus pestañas, cuando mi risa ya no suena en tus caricias, o mi ombligo deja de decir tu nombre, silenciado por la añoranza de tus lunares sobre mi piel.

1 comentario:

Dario dijo...

En los bares no regalan tristeza, si al bar al que vas ultimamente, te regalan tristeza, es sencillo... Cambia de "Bar".

Es muy bonito por cierto, mas bonito aun con Revolver de fondo como ha sonado en el reproductor...

PD: Uno nunca sabe cuanto se pueden echar de menos algunos lunares sobre la piel, o un determinado ombligo bajo tu oreja.